Cómo evitar que tu voto por correo sea rechazado

Spread the love

Estos hallazgos son cruciales mientras que los votantes planean sobre cómo emitir sus votos este año.

Casi 200 millones de estadounidenses están podrán votar por correo en las elecciones generales, una cifra sin precedentes que refleja los cambios destinados a facilitar el voto durante la pandemia del coronavirus. Se espera que millones de personas escojan esta opción para proteger su salud, y algunos lo harán por primera vez.

Sin embargo, el proceso de emitir un voto por correo puede ser complicado. Comparado con votar en persona, implica más pasos y existen más oportunidades de que surjan problemas – incluyendo algunos que están fuera del control del votante.

Primero, debes comenzar por registrarte para votar o comprobar que tu registro de votante esté actualizado y que tu nombre y dirección sean correctos.

Después de eso, aquí tienes seis pasos que puedes seguir para proteger tu voto por correo.

Si necesitas solicitar tu voto por correo, hazlo pronto

En nueve estados y en el Distrito de Columbia, los votantes recibirán sus boletos en el correo de forma automática, según un rastreador de correo. En el resto del país, los votantes deben solicitar el boleto de voto por correo a los funcionarios electorales.

Diez estados facilitan este paso enviando automáticamente por correo los formularios de solicitud. En los 31 estados restantes, los votantes tienen que iniciar el proceso ellos mismos. Dependiendo del estado, esto puede significar tener que encontrar y enviar un formulario de solicitud o hacer la solicitud a través de un sistema online.

Sea cual sea el método que te corresponde en tu estado, los funcionarios electorales están pidiendo a los ciudadanos que comiencen el proceso lo antes posible. Eso aumenta la probabilidad de que recibas tu boleto con tiempo suficiente para devolverlo.

Lee las instrucciones y pide aclaraciones a los funcionarios electorales si hay algo confuso

Completar una votación por correo a menudo implica más que seleccionar a sus candidatos preferidos. Puede haber una serie de pasos adicionales requeridos para hacer su voto oficial, dependiendo del estado, tales como firmar su nombre una o más veces. Si usted vive en un estado con reglas más estrictas, es posible que necesite la firma de uno o dos testigos o de un notario, junto con información como su nombre y dirección.

Para guiar a los votantes a través de los pasos en el lugar donde viven, los funcionarios electorales suelen enviar instrucciones junto con cada boleto de voto por correo. Es importante leer estas instrucciones con atención para asegurarse de que no falta nada y para evitar errores.

Si estás confundido acerca de cómo completar su boleto, ponte en contacto con el funcionario electoral local, que a menudo es el secretario del condado o de la ciudad. Tu oficina puede indicarte qué debes hacer.

Si tienes que firmar con tu nombre, infórmate sobre la comprobación de firmas

A la mayoría de los votantes se les pedirá que firmen con su nombre al menos una vez para completar su voto por correo. Dependiendo del estado, esa firma podría determinar si tu voto cuenta o no.

Esto se debe a que algunos estados verifican tu boleto comparando la firma con una o más firmas archivadas por el gobierno, como por ejemplo, la firma en tu licencia de conducir. En algunos casos, usan la firma de tu formulario de registro de voto original, aunque tenga años o décadas de antigüedad. Esto puede crear un riesgo de rechazo para las personas cuyas firmas han evolucionado con el tiempo.

Para asegurarte de que tu boleto no sea rechazado por una falsa incompatibilidad, averigua las reglas del lugar donde vives. Si este requiere que la firma coincida, firma teniendo en cuenta que los funcionarios electorales pueden copararla con una firma antigua. Si firmas con tus iniciales, pero la firma que las autoridades electorales tienen en el archivo contienen tu nombre completo, tu boleto podría ser desestimado.

Evita las marcas de desviación, desgarros y otras irregularidades accidentales que podrían descalificar tu voto

Para que tu boleto tenga una mayor probabilidad de ser contado, es importante que lo devuelvas en perfectas condiciones.

No manches o rompas la papeleta o el sobre. Asegúrate de seguir las instrucciones sobre cómo elegir a los distintos candidatos y el color de tinta a usar. No debe haber ninguna escritura o marca fuera de las áreas donde se debe marcar o firmar. Algunas de las reglas sobre cómo rellenar los votos se remonatn al siglo XIX, cuando una pequeña alteración en un voto en ocasiones podía indicar que se le debía una recompensa al votante.

Una vez que hayas completado tu boleto, asegúrate de seguir las instrucciones para colocarlo dentro del sobre. Si hay un sobre interior y las instrucciones indican que lo selles, no te olvides de hacerlo. No uses tu propio sobre para mandar el voto.

Y lo más importante de todo: si crees que cometiste un error al rellenar tu voto, no trates de arreglarlo. Es mejor que te dirijas a tu oficina electoral local y preguntes qué hacer: puede que te aconsejen empezar de nuevo con un nuevo voto y te ayuden a hacerse con uno nuevo.

Devuelve tu voto lo antes posible. Si no quieres usar el correo, puede que tengas otras opciones

Es importante conocer las distintas opciones para entregar tu voto, así como la fecha límite para hacerlo.

Si piensas enviarlo por correo, adjunta el franqueo si es necesario y envíalo de vuelta con tiempo de sobra. Si no quieres usar el correo postal, puede que haya otras opciones, dependiendo de dónde vivas. Pregunta a las autoridades electorales locales si hay buzones disponibles en tu comunidad o si puedes devolverlo en persona en tu oficina. Ten en cuenta que los plazos a veces varían según el método que decidas utilizar.

Los funcionarios electorales y el Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS, por sus siglas en inglés) aconsejan a los votantes que manden sus votos con anticipación para asegurarse de que se reciban a tiempo para el recuento.

Busca información fiable sobre el proceso electoral

Las reglas para votar por correo son complicadas y pueden variar, incluso dentro de los estados. Además, han sufrido cambios dramáticos este año.

Desconfía de “informaciones” no verificadas sobre el voto que se han hecho virales este año en redes sociales, muchas de los cuales son inexactas.

Las autoridades electorales de tu estado, condado o ciudad son la mejor fuente de información sobre el proceso de voto. Si te encuentras perdido en algún momento, lo mejor es buscar ayuda en sus páginas web, seguir sus cuentas oficiales en redes sociales o ponerse en contacto con ellos directamente. Responder a las preguntas de los votantes forma parte de su trabajo y ellos son los responsables de asegurarse de que sus comunidades tengan información precisa.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *